Remedios caseros que seguro que usaba tu abuela. ¡Increíbles!

Patrick todavía recuerda aquel día en el que su abuela fue a recogerlo al colegio porque sentía que tenía naúseas. Su abuela le dio un puñado de aceitunas y le dijo que si se las comía, se sentiría mucho mejor. A Patrick no le gustaban las aceitunas, pero se las comió sin rechistar y, para su sorpresa, se sintió mejor de inmediato. 

Pixabay

Mucha gente tiene historias como estas, pero muchos de los remedios de nuestras abuelas se han quedado en el pasado y han desaparecido. Los siguientes 11 consejos han ayudado a muchas generaciones a acabar rápidamente con dolores de estómago y mucho más. 

1. Infección de orina

Bebe un vaso de agua con una pizca de levadura. Esto hará que tu vejiga se vuelva más alcalina, por lo que será más difícil que las bacterias se multipliquen. Flickr/ Aqua Mechanical

2. Menopausia

Incluye batatas en tu dieta, tanto cocinadas como en forma de pastilla. Esta verdura contiene muchos antioxidantes y es rica en vitamina A. Ambos componentes ayudan a bajar el nivel de colesterol. Las batatas también contienen diosgenina, un esteroide relacionado con la hormona progesterona. Su consumo puede ayudar a aliviar la opresión en el pecho, los síntomas del síndrome premenstrual y el sangrado vaginal. 

3. Pérdida de cabello

No solo los hombres se preocupan por la pérdida del cabello. Perder pelo puede ser muy frustrante, razón por la cual deberías buscar una solución desde el primer momento en el que empieces a ver más pelo del normal en tu cepillo o en la ducha. Una manera simple de combatir la pérdida del cabello es bebiendo té de hierbas. Beber té de ortiga o de hierbas de forma regular ayuda a fortalecer los folículos capilares, lo que ayuda a que el cabello no se caiga tanto. Pero ten en cuenta que todo en esta vida se tiene que hacer con moderación: beber demasiado té de hierbas puede afectar de forma negativa a tus riñones. 

Flickr/ faungg's photos

4. Molestias de estómago 

El de las aceitunas no es el único truco que existe para los problemas de estómago; los albaricoques secos también pueden ayudar contra este tipo de problemas. En concreto, ayudan a deshacerse de la insoportable sensación de estar demasiado llenos después de una comida abundante. Y, además, son un postre delicioso. 

5. Verrugas

Intenta envolverla la próxima verruga que te salga con cinta adhesiva. En un par de días se secará. 

Pixabay

6. Dolor de oídos 

Moja un hisopo (bastoncillo para los oídos) en zumo de limón y frótalo suavemente en tus oídos. Esto ayudará a a matar a cualquier bacteria que cause dolor y neutralizará el pH del interior de tus orejas. 

7. Mal aliento

Lo que le funcionaba a la abuela no puede ser tan malo, ¿verdad? En lugar de comprar costosos chicles, toma una rama de apio o perejil. Estas dos plantas herbáceas no son solo estupendas para conseguir un aliento fresco, sino que también ayudan a limpiar los dientes y son buenas para la digestión. 

Pixabay

8. Artritis 

Sumerge pasas doradas en ginebra durante toda una noche y cómetelas al día siguiente. No te preocupes, no te emborracharás si solo comes unas pocas. Esta combinación te ayuda a disminuir la inflamación y el dolor causados por la artritis. Las pasas bañadas en ginebra tienen propiedades antiinflamatorias. 

9. Irritación de garganta 

Suena muy fácil, pero es muy efectivo. Coloca dos hojas de salvia debajo de la lengua y deja que se disuelvan. Es un truco mucho más efectivo que cualquier pastilla para luchar contra la irritación de garganta a la larga. 

10. Dolor de muelas

El clavo contiene muchos ingredientes antibacterianos y anestésicos. Tomar aceite de clavo y/o masticar clavo puro es una buena idea si un día te levantas con dolor de muelas. Pixabay

11. Nariz tapada 

Una solución salina puede ser una forma rápida de ayudar a despejar los orificios nasales y dejar de sorberse los mocos. Añade una cucharadita de sal a medio litro de agua caliente y usa un sistema de lavado nasal para deshacerte de todo aquello que no te deja respirar correctamente. 

Seguro que alguno de estos remedios ya los conocías. Si no, no pasa nada. ¡Ahora ya sabes algún que otro remedio probado a lo largo de los años para cuando sientas que no estás al 100%!

Este sitio web no tiene el propósito de sustituir, completar o refutar los consejos, exámenes, tratamientos o diagnósticos profesionales de médicos, farmacéuticos, psicoterapeutas, facultativos médicos o cualquier otro profesional médico.

Comentarios

Más de Nolocreo