Al borde de la carretera, el policía se sienta solo y en silencio. Lo que pasó te sacará las lágrimas

El mundo está lleno de héroes sin capa. ¿Qué haríamos sin ellos? Cuando Debbie Davis, de Kansas City (EE.UU.), vio que un policía aparcaba la moto a un lado de la carretera y se sentaba en el pasto con semblante triste, la mujer miró por la ventana con curiosidad para saber qué era lo que le preocupaba. 

Y es que al borde de la carretera ¡había dos perros que parecían abandonados! El policía los acariciaba y les daba compañía hasta que los voluntarios de uno de los refugios de la ciudad, KC Pet Shelter, llegaran para ayudarlos. 

Más tarde, una vez en el refugio, se descubrió que los dos perritos no estaban abandonados, sino que se habían escapado de casa y sus dueños andaban buscándolos como locos. Parece que Bear y Leonidis, como se llaman los dos canes, son muy traviesos y querían darse un paseo por su ciudad. ¡Pero fue un paseo cortito! Porque sus dueños los recogieron poco después de que llegaran al refugio y ya están todos juntitos en casa. ¡Un aplauso para este policía que sabe qué significa el deber de proteger a todos los ciudadanos, tanto si tienen 4 patas como si tienen 2!

Créditos:

Likemag

Comentarios

Más de Nolocreo