Esta mujer dice tener 5 bebés en su panza. El día de dar a luz, el médico revela la cruel verdad

Una de las mayores decepciones que un ser humano puede tener es perder a un hijo antes de que nazca. Tras meses de expectación y tras hacer todos los ajustes necesarios a tu vida para planearlo todo, recibir la devastadora noticia de que no serás padre es un golpe del que siempre es difícil recuperarse.

Pero los padres de esta historia no perdieron a sus hijos por un aborto. La razón fue otra mucho más oscura e inquietante.

El canadiense Paul Servat, de 35 años, conoció a Barbara Bienvenue, de 37, el verano pasado por internet. Ambos comenzaron una relación amorosa que en seguida se transformó en mucho más cuando, en septiembre, solo dos meses después de haberse conocido, Barbara le dijo que estaba embarazada.

Aunque aún era muy pronto en la relación, Paul estaba muy ilusionado con la idea de ser padre. Y pronto, Barbara tenía noticias para él: en cuatro ocasiones diferentes, el médico parecía decirle que estaba embarazada de más niños; en pocas semanas pasó a decir que estaba embarazada de gemelos, luego de trillizos, cuatrillizos y finalmente de quintillizos.

La impactante noticia se expandió rápido por todo el círculo de amistades y familiares de Paul. Sus amigos le ayudaron comprando y donando todo lo necesario para que pudieran hacer frente a las necesidades de la familia numerosa de la que tendrían que hacerse cargo.

A la semana 34 de embarazo, había llegado la hora: Paul llevó a Barbara al Hospital Sainte-Justine de Montreal, donde daría a luz. Pero tras examinarla, los médicos hicieron una impactante revelación: ¡Barbara no estaba embarazada... y nunca lo estuvo!

Lo que es más, el hospital no había registrado ninguna de las visitas que supuestamente Barbara había hecho en todos los meses de gestación, por lo que se puede asumir que mintió sobre todo, incluyendo el número de bebés que iba a dar a luz. 

"Ella me dejó elegir los nombres", cuenta Paul. "Mis padres tenían muchas ganas de tener nietos. He perdido toda mi vida". Paul no tardó en cortar la relación tras el sorprendente incidente. En retrospectiva, Paul y su familia confiesan que tuvieron algunas sospechas: los embarazos de múltiples niños suelen adelantarse considerablemente y, además, su panza estaba hinchada pero no de la forma esperada de una persona que lleva quintillizos.

Al principio los médicos pensaban que se trataba de un embarazo psicológico, también llamado 'fantasma' o, científicamente, pseudociesis. Estos pueden mostrar los mismos síntomas que un embarazo real, como los mareos o la lactancia. Pero al tratarse de un caso así de especial, ahora Barbara se está sometiendo a análisis psicológicos para determinar hasta qué punto todo este incidente fue algo evitable o no. Según uno de los hermanos de Paul, ella ya tuvo un episodio similar en 2010.

En cualquier caso, Paul se recupera poco a poco, ya lejos de Barbara. "Devolveré todas las cosas que la gente me donó cuando pensaban que iba a tener quintillizos", dice Paul. "Soy una buena persona y no quiero tener nada que ver con estas mentiras".

Visto lo visto, es lo mejor para todos: imagínate esperar tener 5 hijos y de un día para otro descubrir que todo era una cruel mentira. Esperemos que les vaya bien a ambos en un futuro cercano.

Créditos:

guiainfantil, dailymail

Comentarios

Más de Nolocreo