El pájaro pedía ayuda a gritos. Cuando este hombre lo agarró, nunca pensé que haría esto

Este pequeño gorrión se metió en un lío bastante grande. El animalito se acercó a beber un poco de agua de un depósito. Con sus patas mojadas, se posó sobre una una superficie de metal sin tener en cuenta el frío que hacía. ¡Y se quedó pegado a la barra! Sin embargo, cuando todo parecía estar perdido, su salvador llegó al rescate: este hombre intentó en vano calentar las patas del animalito para poder liberarlo. Ante el fracaso, se le ocurrió una idea mucho mejor: ¡usar su propia respiración! Puedes ver el bonito rescate en este vídeo:

Esto ocurrió justo el Día de Año Nuevo. ¡Qué bonita forma de empezar el año la de este hombre! Ojalá pueda ayudar a muchos otros animales y personas a lo largo del 2017.

Créditos:

holykaw

Comentarios

Más de Nolocreo