El fotógrafo vio a este oso en el zoo y presionó el obturador con gran indignación. La foto horrorizó a los amantes de los animales en todo el mundo

En su lugar de origen, los osos polares viven con temperaturas bajo 0 ºC. Protegidos por una gruesa capa de pelo y grasa, están perfectamente equipados para sumergirse en las gélidas aguas del océano Ártico y caminar entre la nieve.

Pero las condiciones de vida son muy diferentes para los osos que son obligados a vivir en un zoológico. Sobre todo en verano, estos animales están expuestos a temperaturas que su cuerpo no puede tolerar. 

En el zoo de Hungría, Budapest, se registran actualmente temperaturas veraniegas de hasta 43 ºC, un calor absolutamente insoportable para los osos polares que viven ahí. Los encargados del zoo tienen que proporcionarles bloques grandes de hielo a estos pobres animales para que se refresquen un poco. 

El fotógrafo Miguel Morenatti hizo una foto de un oso frotando su cuerpo contra uno de estos bloques para paliar los efectos del intenso calor; calificó las condiciones de "brutales", y al zoológico entero de "infierno".

Por suerte, parece que estos trozos de hielo sí les dan un poco de alivio a estos animales. En el siguiente vídeo vas a ver cómo los osos están padeciendo las altas temperaturas en el zoo (en húngaro):

Por lo menos, los directores del zoo parecen estar preocupados por este asunto y están haciendo un esfuerzo para refrescar a los osos. Obviamente, la discusión sobre los animales que viven en cautiverio en lugar de habitar en su medio ambiente es una cuestión que sigue vigente. 

Créditos:

Antena3

Comentarios

Más de Nolocreo