Poco después de dar a luz, esta mamá se hace una foto para poder ver debajo de su barriga. Entonces debe desahogarse de esta forma

Quizá siempre has pensado que la cesárea es preferible a estar horas dando a luz de forma natural. Pero quizá cuando leas lo que la australiana Olivia White ha contado sobre su experiencia tras ser sometida no a una sino a dos cesáreas, cambies de opinión:  

"Lo sé, puede que no sea mi mejor ángulo (¿o sí?), pero ¿quién no se tomaría una foto horas después de dar a luz para ver el sitio por donde te abrieron y te sacaron a una personita? (Como veis, todavía no podía verlo por culpa de mi útero todavía inflado). Así es como lucimos de verdad horas después de que nos hagan una cesárea. Todos los que piensan que es la forma fácil de traer a un bebé al mundo, bueno, ¡probad a tener un tajo de 15 cm en el abdomen como si a un tiburón le hubieran sacado las partes del surfista al que se comió! Después te lo cosen con hilo de pescar, ¡mientras parece que tus órganos están intentando escapar!

Sí, todo son arcoiris y dulces hasta que la anestesia epidural desaparece. Después, es como si hubieras sido atropellada por un bus, que después dio marcha atrás para asegurarse de que no falló la primera vez. Si no cuentas bien las pastillas de Endone y se te acaba la caja antes de comprar otra, entonces sentirás que estás viva (y desearás no estarlo). Y lo peor de todo es que pensarás que tendrás que llevar calzones de abuela que te llegan hasta la cintura durante toda tu vida, porque el solo hecho de pensar que algo quede entre tu barriga y tu región púbica es una pesadilla. Toda la que haya pasado por una cesárea sabe que será dependiente para siempre de las fajas adelgazantes, porque nunca podrás volver a tener la misma barriga que tenías antes de tener esa cicatriz. Y aunque compré un montón de vestidos apretados mientras estaba embarazada que ahora me hacen lucir como si tuviera una bolsa de canguro, ¡no lo cambiaría por nada del mundo! Porque si no hubiera sido por la cesárea, mis bebés podrían no estar aquí hoy."

"Me sentí tentada a compartir esto cuando una amiga me habló sobre las cesáreas. Ella creía que la gente la había llevado a pensar que era la salida fácil y estaba muy decepcionada con ella misma por no haber dado a luz de forma natural", explica Olivia. Ella, por supuesto, no estaba de acuerdo. "Mucha gente me ha dicho que tuve suerte, porque tuve a mis hijos de la forma fácil, pero yo no pienso eso. Solo quería compartir una foto de la realidad que se esconde tras una cesárea."

Después de que Olivia compartiera su historia en Instagram, cientos de mujeres han querido contar la suya propia. Porque cada mujer lo vive de forma diferente, pero el resultado es siempre el mismo: ¡el hecho de poder formar una linda familia! 

Créditos:

Today

Comentarios

Más de Nolocreo