Torturaron y estrangularon al perro por diversión, pero cuando el público se enteró de lo que hicieron, su país cambió para siempre

El Parlamento taiwanés ha aprobado una ley que prohíbe el consumo, la posesión y la venta de carne de perro y gato. Cualquiera que viole esta ley será multado con hasta 250.000 dólares taiwaneses (aproximadamente 8.200$).

A pesar de las  frecuentes y masivas protestas, la carne de perro seguía siendo una de las delicias más populares de Taiwán, que además gozaba de la fama de tener efecto muy positivo en la potencia masculina. En 2001, los activistas de los derechos de los animales lograron convencer a los legisladores de que prohibieran la matanza de perros y gatos, pero la carne seguía a la venta en el mercado negro y su consumo no estaba prohibido. 

Sin embargo, la postura en contra por parte de la opinión pública alcanzó un nivel muy alto el año pasado cuando un vídeo muy perturbador mostró a tres soldados taiwaneses torturando a un perro mientras se reían. Al final, lo estrangularon con una barra de acero. Las protestas que estallaron alcanzaron tal magnitud que el Gobierno se vio obligado a actuar. Propusieron rápidamente un nuevo proyecto de ley que ha sido aprobado hace poco. 

Hay quienes critican la reforma porque les parece injusto que la nueva ley solo proteja animales (perros y gatos), que son considerados "adorables" y "tiernos" y que, por otro lado, ignore el sufrimiento de muchos otros animales que también merecen protección. ¿Y tú, qué opinas?

Créditos:

20 Minutes

Comentarios

Más de Nolocreo