El hombre vio un pálido y delgado rostro en la ventana de su vecino. La policía encontró algo trágico en su interior

El agente de policía Mark Holste, de Florida, EE.UU., nunca olvidará la llamada que recibió el 13 de julio de 2005. Un hombre declaró haber visto el rostro pálido de una misteriosa niña asomada a la ventana de la casa de su vecino.

Youtube/OWN

La casa, de aspecto ruinoso, llevaba ocupada 3 años pero nadie había visto a ningún niño que viviera allí, ni en el patio ni en ningún otro sitio. 

Youtube/OWN

Su vecino temía que pudiera tratarse de un caso de abuso infantil, y el agente que recibió la llamada se puso de inmediato a investigar. 

Youtube/OWN

El agente Holste llamó a la puerta, pero nada podía prepararlo para lo que encontró en el interior de la vivienda: excrementos de animal por todo el suelo, comida masticada, basura, telarañas y miles de cucarachas.  

Youtube/OWN

Pero lo peor de todo, según Holste, fue la niña que encontró dentro: tenía 6 años, graves problemas de desnutrición y se sentaba desnuda, a excepción de unos pañales, entre montañas de basura.

Youtube/OWN

"Cuando entré en el cuarto, los ojos se le abrieron como platos. Abriendo la boca, gateó de lado, como un cangrejo, hasta una esquina. Luego se llevó las rodillas a la barbilla y las rodeó con ambos brazos. Entonces empezó a emitir una especie de gruñidos", explicó el policía en shock.  

Youtube/OWN

El nombre de la pequeña era Danielle. Inmediatamente fue trasladada al hospital. Estaba en un terrible estado: sus gestos y su habla eran como el de una niña de 6 meses. No había recibido ninguna clase de amor ni compasión por parte de su madre. 

Youtube/OWN

La madre de Danielle fue encarcelada durante 26 horas, le impusieron 2 años de arresto domiciliario y 3 años de libertad condicional. La custodia de Danielle se le fue retirada de inmediato. 

Youtube/OWN

Danielle, la pequeña que había estado sola toda la vida, finalmente tuvo suerte. En lugar de enviarla a un orfanato, fue adoptada por una adorable pareja: Diane y Bernie Lierows. La familia ya tenía 4 niños, pero siempre quisieron una niña. Cuando vieron a Danielle, supieron de inmediato que querían cuidar de ella y sintieron que ya era parte de la familia.  

Youtube/OWN

Danielle fue adoptada unos días antes de su octavo cumpleaños. Pero la vida no es siempre fácil en su nueva familia: aún sigue sufriendo las secuelas psicológicas de su pasado. 

Youtube/OWN

"Cada día sufre 7 u 8 ataques" comenta Bernie, su nuevo padre. "Y le preocupa mucho la comida. A veces come tanto que tiene que vomitar". 

Youtube/OWN

Por ello, la familia ha puesto un candado en la nevera. Si no, Danielle lo vaciaría por completo. Por supuesto, el motivo de esta masiva ingesta de comida es debido a su pasado: su madre la dejaba morirse de hambre a menudo. 

Youtube/OWN

Pero pese a su terrible niñez, a Danielle le va mejor en su nueva familia. Ahora tiene 15 años, le gusta ir a la escuela y se lleva muy bien con su padre adoptivo. Se ha convertido en el ojito derecho de su papá, después del maltrato de su madre biológica. "Es una niña de 2 años en el cuerpo de una chica de 15". 

Youtube/OWN

Cada día da pasos hacia la madurez y sus padres esperan que algún día sea independiente: "Tener a Dani en nuestras vidas es como montarse en una montaña rusa. Una de la que no nos queremos bajar", explican sus padres. 

Youtube/OWN

Este es un vídeo (en inglés) de la historia de Dani: 

Esperamos que a Danielle le vaya muy bien junto a su adorable nueva familia. Seguro que un día podrá llevar una vida normal y feliz, y nos alegra que haya sido acogida por una familia tan buena.  

Comentarios

Más de Nolocreo