Un extraño mutiló y violó a un animal. Lo más aterrador es que el monstruo sigue libre

Advertencia: este artículo contiene imágenes que podrían afectar la sensibilidad de algunos lectores. 

En Bucarest, la capital de Rumania, la presentadora de televisión Anneka Svenska descubrió algo aterrador. Colaboraba regularmente con una asociación protectora de animales y había sido testigo del terrible sufrimiento que muchos de ellos padecían, pero este caso la dejó totalmente sin palabras. 

Una mujer que alimentaba perros callejeros de su barrio se encontró con una perrita pastor alemán completamente mutilada. Le habían cortado una pata y la cola, además de arrancarle los dientes. Más tarde se concluyó que habían abusado sexualmente de ella. Y, después de todo esto, la habían abandonado en la calle, donde seguramente moriría.  Youtube/Green World TV

La protectora de animales llevó de inmediato a la desafortunada perrita a una clínica cercana. Cuando Anneka llegó al lugar para documentar la situación, se indignó muchísimo. "Ver a este animal en ese estado fue espantoso. No me cabía en la cabeza que alguien hubiera sido capaz de hacerle esto a un animal, sobre todo el abuso sexual. ¿Cómo puede ser?". El personal de la clínica llamó a esta perrita "Spirit" (espíritu) y trabajó sin descanso para mantenerla con vida. 

Youtube/Green World TV

Cuando examinaron las heridas de Spirit, quedó claro que la habían atacado con un cuchillo, luego abusaron sexualmente de ella y la dejaron desangrar en la nieve. Después de varias horas en la sala de operaciones, lograron estabilizarla. 

Youtube/Green World TV

La perrita estaba muy débil y los pronósticos no eran nada buenos, pero Anneka y otros voluntarios conservaron las esperanzas. Al mismo tiempo, estaban furiosos porque se dieron cuenta de que había muy pocas posibilidades de capturar al sádico monstruo que había agredido a Spirit.

"Es extremadamente importante que atrapemos a ese tipo. Es evidente que se trata de un peligroso psicópata. La policía debería tomarse el caso muy seriamente", enfatizó Anneka. Al poco tiempo salió a la luz que Spirit no era la única víctima del maltratador de perros. Encontraron cachorritos que habían sufrido mutilaciones parecidas en la misma calle donde habían hallado a la perrita. 

Pero al menos había una buena noticia: Spirit se encontraba mejor y parecía que se iba a recuperar. Y, a pesar de las torturas infligidas, seguía confiando en los seres humanos y mostrando un comportamiento entrañable. La organización encontró a alguien en Inglaterra que está dispuesto a adoptarla cuando termine de recuperarse y pueda viajar a su nuevo hogar. 

Es muy probable que la mutilación de este pobre animal haya sido una advertencia dirigida a aquellos vecinos que alimentan a los perros callejeros. El número de estos animales en Bucarest asciende a 60.000, y por desgracia, los casos de maltrato son bastante comunes.

Este vídeo (en inglés) trata sobre la historia de Spirit, pero ten cuidado: las imágenes son realmente perturbadoras.

Casos como este nos muestran la importancia de contar con gente como Anneka y otros defensores de animales que dedican gran parte de su tiempo a rescatar animales indefensos. Si bien no tienen la capacidad para salvar a todas las víctimas de maltrato, por lo menos pudieron hacerlo con Spirit, a quien ahora le espera un futuro mucho mejor. 

Comentarios

Más de Nolocreo