Su hijo de 9 años se reía sin motivo. Cuando los médicos le hacen una resonancia, no pueden creer lo que tiene dentro de su cerebro

¿Hay algo más bonito que la risa de un niño? Los padres del californiano Justin Cho, de 9 años, se deleitaban con la risa de su hijo especialmente a menudo. A veces, sin motivo alguno, Justin reía y reía. Y ellos suponían que era parte de su personalidad jovial. Se equivocaban. 

YouTube/Inside Edition

A Justin, como a cualquier niño de su edad, le encantaba jugar al fútbol y a los juegos de mesa. Siempre estaba feliz. Pero sus padres empezaron a sospechar que algo no era normal cuando notaron que Justin reía aún más cuando estaba muy cansado. Hasta que un día, Justin tuvo un ataque epiléptico. Fue entonces cuando un equipo de expertos le hizo un sorprendente diagnóstico.

YouTube/Inside Edition

Los ataques de risa que el niño tenía tan a menudo eran, en realidad, ataques epilépticos. Esta rarísima enfermedad se denomina epilepsia gelástica. Además, una resonancia magnética reveló que Justin tenía un tumor benigno en su cerebro. Este tipo de tumores se suelen tener desde el nacimiento, pero pueden tardar mucho tiempo en suponer algún problema.

YouTube/Inside Edition

Hace unos años, a Justin le tendrían que haber abierto la cabeza para extraerle el tumor, lo que le hubiese llevado mucho más tiempo hasta recuperarse y hubiese tenido también bastante riesgo. Por suerte, gracias a los avances de la ciencia, los médicos fueron capaces de introducirle unas herramientas microscópicas que, desde dentro del cerebro, calentaban el tumor hasta destruirlo.

YouTube/Inside Edition

¡Y esta futurista operación fue un éxito! Ahora, 6 meses después, Justin no tiene ataque epilépticos. Y lo que es mejor, ¡sigue siendo un niño tan alegre como antes! Pues nada Justin, ¡a seguir disfrutando de la vida con una sonrisa en los labios!

En este vídeo puedes ver al pequeño ya recuperado:

Créditos:

dailymail, abcnews

Comentarios

Más de Nolocreo