Perro abraza a su dueño herido mientras esperan a los paramédicos

El amor de nuestros amigos peludos es de los más fuertes que existen y ha quedado demostrado, una vez más, con el comportamiento del pequeño Tony.

Su dueño, Jesús Hueche, un argentino de 28 años,  se cayó de una altura de aproximadamente dos metros mientras estaba podando un árbol. El hombre se golpeó la cabeza y se quedó inconsciente en el acto. Pero, por suerte, ¡no estaba solo!

Y es que el pequeño Tony, pensando que iba a perder a su papá, no se separó de él un segundo. El animal no paró de abrazar a Jesús ni siquiera cuando el servicio de emergencias llegó para asistirlo. ¡Los paramédicos quedaron totalmente conmovidos con esta muestra de amor incondicional!

Por fortuna, Jesús volvió en sí al poco tiempo y pudo acariciar al pequeño Tony para hacerle saber que estaba bien. Pero el peludo no quería separarse ni un segundo de él: cuando los paramédicos metieron a Jesús en la ambulancia, ¡Tony intentó saltar al auto para acompañarlo al hospital!

Pero no te preocupes, su separación no ha sido muy larga. Y es que, afortunadamente, las heridas de Jesús no eran muy graves y pudo dejar el hospital unas horas después de llegar.

Menos mal que todo se quedó en un pequeño susto y Jesús está sano y salvo. ¡Seguro que el amor que le transmitió Tony mientras estaba inconsciente le dio las fuerzas suficientes para recuperarse!

Créditos:

The Dodo

Comentarios

Más de Nolocreo