Esta mujer encontró una bebé abandonada en una bolsa. Pero 35 años más tarde se sienta delante de ella y le revela toda la verdad

A la californiana Janet Barnicoat la encontraron hace 35 años envuelta en una toalla dentro de una bolsa de papel al lado de un contenedor de basura. Aún tenía el cordón umbilical colgando. Su madre la había abandonado al nacer. Pero Janet no tardó en buscar respuestas a las preguntas que tenía sobre su pasado: "Tras tener cinco hijos, no podía imaginarme cómo mi madre me pudo abandonar en un callejón", confiesa. "Me empecé a preguntar si tendría hermanos". Lo que descubrió cambiaría su vida y la de otros dos desconocidos para siempre. 

Youtube.com/ABC News

La única conexión que ella tenía con su vida antes de ser adoptada era la de la persona que la encontró en el contenedor, una mujer llamada Joann Hauser. Pero esta "buena samaritana" decía no conocer a su madre ni a nadie de su familia. Por eso buscó a través de Internet.

Youtube.com/ABC News

Se registró en una página para rastrear el parentesco entre personas desconocidas. Les envió una muestra de saliva y tuvo un resultado: así fue como encontró a Dean Hundof, de 29 años, que vivía en el estado de Wisconsin. Lo sorprendente es que él también fue abandonado no muy lejos de donde encontraron a Janet. También tenía el cordón umbilical colgando, pero a él lo dejaron en la puerta de una casa unos días antes de Navidad. Los hermanos se conocieron en 2014.

Youtube.com/ABC News

Ahí no acabó la historia. La genealogista CeCe Moore, especializada en bebés abandonados, tomó el caso de la pareja para ayudarlos a encontrar a su madre biológica. Tras buscar en diversos bancos de ADN, fue capaz de encontrar a otra persona relacionada con Dean y Janet: una tercera hermana, Julie Hutchison, de 31 años, que vivía en el estado de Baltimore. Y, una vez más, descubrieron que ella también había sido abandonada en un mercado en la misma zona que sus hermanos. Los tres habían sido abandonados por la misma madre.

Aun sin conocerse, todos sentían que tenían un fuerte vínculo en común y enseguida congeniaron. Aquí puedes ver a los tres felices hermanos posando juntos:

Poco después vino la revelación final. Un primo que habían encontrado a través de Internet le habló a Janet sobre su relación con una mujer llamada Joann Hauser. Exacto, la misma persona que la había encontrado abandonada al lado del contenedor. En la foto de abajo las puedes ver posando juntas. Joann siempre dijo que ella solo la había encontrado pero, una vez presionada, reveló la verdad.

Youtube.com/ABC News

Ella admitió ser la madre de Janet, Dean y Julie. Cuando tuvo a Janet estaba sola y era muy pobre, por lo que decidió abandonarla para que tuviera un futuro mejor. E hizo igual con Dean y Julie en los años siguientes. Después quiso tener algún contacto con Janet, pero como no podía hacerse cargo de su hija, decidió hacerse pasar por la persona que la rescató. Una vez Joann confesó la verdad, Janet pudo cerrar el círculo y encontró las respuestas a las preguntas que la habían perseguido durante toda su vida.

Youtube.com/ABC News

"Es un gran alivio", cuenta Janet, "tras pasar tantos años pensando que mi madre biológica solo me veía como basura. Ahora sé que nos hizo un favor, los tres tenemos muy buenas familias". Lo cierto es que hay que quitarse el sombrero ante la actitud positiva de Janet; no todos hubiesen sido capaces de perdonarla.

En este vídeo (en inglés) puedes saber más sobre la historia de Janet y su familia perdida:

Youtube.com/ABC News

Ahora los tres hermanos y su madre disfrutan del tiempo perdido que no pudieron pasar juntos. ¡Esperemos que de ahora en adelante todo les vaya sobre ruedas!

Créditos:

dailymail, littlethings

Comentarios

Más de Nolocreo