Cuando la chica de 21 años toma esta foto, no sabe que lo peor está por venir

El 7° aniversario de bodas de Destiny Mantia, de 23 años, y su marido Corey iba a ser en septiembre. Ambos se conocieron en la escuela secundaria, durante un partido de fútbol, cuando tenían 15 y 16 años respectivamente. 3 años más tarde celebraban su boda. La vida de la joven pareja iba sobre ruedas y su hijo Parker Lee puso la guinda a su felicidad. . 

La joven familia tiene muchos sueños. Empiezan a hacer planes de futuro: les gustaría construir una casa y aumentar su familia". Era super divertido, cariñoso y ayudaba a todo el que lo necesitara. Hablábamos de todo. No había ni un solo día que no pasáramos juntos", cuenta Destiny sobre su marido.

Pero el 20 de septiembre de 2014 sus vidas sufren un terrible giro. Y todo a causa de una mujer completamente desconocida. Un año después del terrible día, la joven publicó este mensaje Facebook acerca del momento que cambió sus vidas: 

"Tal día como hoy hace un año era un día como todos los demás. Corey Mantia se levantó y fue a trabajar. Parker y yo nos quedamos en casa y jugamos todo el día. Corey vino más tarde a casa a jugar con nuestro lindo bebé mientras nos preparábamos para nuestro día de SPA. Habíamos ahorrado para este momento que tanto necesitábamos. Y llegó la hora de marcharnos. No sospechábamos que en pocos minutos nuestras vidas cambiarían para siempre. Ya no podríamos tener un futuro juntos; no podríamos cumplir nuestros sueños. No compraríamos nuestra primera casa, no llevaríamos a Parker a la peluquería por primera vez, a su primer día de escuela, y nuestra familia nunca crecería. Esto sería todo: todo lo que hasta ahora teníamos desaparecería para siempre". 

De camino al SPA mi maravilloso marido al volante, mi precioso bebé al que aún daba de mamar y que se sentaba en un asiento de bebés viendo los dibujos de Mickey Mouse, y yo. De pronto nuestro auto fue alcanzado por el de una conductora ebria. Ese día y ese momento quedarán para siempre grabados en mi memoria. La egoísta acción de esta persona, que pensó que no pasaba nada por conducir después de beber, se llevó la vida de mi inocente bebé de 15 meses en el asiento de atrás. Además, mi marido y yo salimos expulsados del auto, y él murió 24 horas después. Esta mujer destrozó a una familia y el personal de urgencias que nos atendió necesitó ayuda psicológica. 

Una egoísta decisión me dejó viuda y se llevó a mi angelito cuando yo tenía solo 21 años. Me ha causado muchas pesadillas, como cuando me enviaron la autopsia de mi bebé o vi las fotos de reconstrucción del accidente. Muchas cosas que una chica de 21 años no debería ni imaginar. Esta mujer acabó con los sueños que habíamos construido y me causó un dolor que ni siquiera sabía que existiera. 

Ese día aquella Destiny, la madre y esposa, también murió. Desde entonces he tenido que encontrarme a mí misma. Nunca supe la fuerza de la que era capaz. Creo que pude encontrar esta fuerza gracias a las plegarias y el apoyo de muchos amigos y familiares, además de un increíble grupo de viudas que me ayudó a darme cuenta que lo que sentía era normal. 

Toda esta pena y dolor podrían haberse evitado, y podríamos haber tenido un futuro juntos; si alguien se hubiera plantado y le hubiera dicho a esta egoísta mujer que no condujera bebida. ¡Tú también puedes salvar la vida de alguien! No dejes que tus amigos y familia beban y conduzcan. No des a conocer los lugares de control del alcoholemia. ¡Ayuda a los demás. ¡Hazlo conmigo! Paremos esto. Una bebida ya es mucho. ¡NO BEBAS Y CONDUZCAS!"

El desesperado ruego de esta madre viuda ya se ha compartido más de 60.000 veces. La valiente Destiny trata ahora de vivir su vida sin las dos personas más importantes. Y es ardua tarea. 

La mujer en estado de embriaguez también falleció en el mortal accidente. La familia de esta nunca se ha puesto en contacto con Destiny. "Me gustaría que se disculparan" dice Destiny. "Esta mujer estaba en una boda, por lo que pienso que al menos 100 personas podrían haberle impedido meterse en el auto aquella noche". 

Ayuda a esta joven a hacer llegar este mensaje a otros, para que se lo piensen antes de beber y conducir. Comparte esta triste historia para que se sepa que incluso una sola cerveza es demasiado. 

Comentarios

Más de Nolocreo