Trenza un cinturón de algodón; tú decides el tamaño y el color

Los cinturones son una de esas cosas indispensables en cualquier armario. Resulta especialmente útil si subes o bajas un poco de peso. Y por supuesto, un buen cinturón le agrega estilo a tu vestimenta. Pero a veces una tira de cuero pulido no es suficiente: hay otros materiales que se ven fenomenales en un cinturón. Aquí tienes un truco para hacer uno tú mismo. El color y la longitud dependen de tus gustos.

Vas a necesitar:

Así se hace:

Para empezar, es una buena idea medir la circunferencia de tu cintura o cadera, depende de dónde quieres llevar el cinturón. Agrega unos 30 centímetros a la longitud y después multiplica el resultado por dos. Corta tres hilos de algodón, cada uno con la medida que acabas de obtener.

pinterest

Sostén los seis hilos juntos y pásalos por la hebilla. Haz un nudo en cada uno exactamente a la mitad para que se queden fijos.

pinterest

Coloca un hilo de un color (en este caso, blanco) sobre el hilo del otro color (azul), y después un segundo hilo del color uno sobre el mismo hilo del color dos. 

pinterest

Ahora coloca un segundo hilo del color dos sobre el primer hilo, y después, debajo del segundo, del color dos. 

pinterest

Ahora repite los pasos en sentido opuesto, con un tercer hilo del primer color.

pinterest

Repite el procedimiento hasta que termines de trenzar todos los hilos de ambos colores. Ahora dale la vuelta al cinturón y empieza a tejer ese lado.

pinterest

De esta forma el hilo que estás tejiendo quedará trenzado con hilos del mismo color.

pinterest

Este diseño se completa cuando los colores primero se mezclan y luego forman un triángulo.

pinterest

Trenza el cinturón hasta alcanzar la longitud deseada y después cierra la parte final de la trenza con pegamento para tela. Espera a que se seque y luego corta las puntas sobrantes.

pinterest

Ya has terminado tu cinturón. Para ajustarlo, solo has de introducir la clavija entre el tejido. 

pinterest

Vas a tener un poco de trabajo hasta alcanzar la punta, pero la frase "lo hice yo mismo" recompensará todos tus esfuerzos. Puedes hacer pulseras, llaveros y otros accesorios con la misma técnica. Solo vas a necesitar menos hilos (o tal vez más), otros colores, etc., ¡pero el proceso es el mismo!

Comentarios

Más de Nolocreo