Su marido puso cámaras en la casa para espiarla. Lo que pasó después te va a arrancar las lágrimas

"Tempo" es una marca de pañuelos desechables muy conocida en Europa, y hace poco decidió lanzar una estrategia publicitaria muy interesante. Recrearon una de esas típicas situaciones que nos obligan a tener los pañuelos a la mano, el anuncio de un embarazo, y luego le dio la vuelta. Por lo general, la futura madre es la encargada de revelar la gran noticia, pero ¿puedes imaginarte qué pasaría si los papeles se invirtieran?


Este sí que es un drama lacrimógeno. ¡Menos mal que tenían los pañuelos desechables a la mano!

Comentarios

Más de Nolocreo