9 formas inteligentes de usar el bicarbonato de sodio en tu jardín

Existen muy pocos productos domésticos tan versátiles como el bicarbonato de sodio. Ya sea como remedio contra la acidez estomacal, para pulir los cubiertos de plata o para eliminar los malos olores del refrigerador, esta especie de polvo mágico nos resulta muy útil en numerosas ocasiones. Pero ahora que se acerca el buen tiempo, puedes solucionar los problemas de tu jardín con este maravilloso producto. Aquí tienes nueve formas de tener un jardín perfecto con la ayuda del bicarbonato de sodio...

1. Moho

Moho es el término que usamos en general para designar muchos tipos de hongos que forman una capa lechosa sobre las hojas. Es la pesadilla de cualquier jardinero, pero hay una solución. Mezcla dos cucharaditas de bicarbonato en un litro de agua y rocía las hojas con esta solución cada 10 días. El problema del moho pasará a la historia.

Mehltau an Zucchini

2. Hierba mala

Las hierbas no deseadas que crecen en las grietas y hendiduras del piso del patio son una verdadera lata. Pero si espolvoreas un poco de bicarbonato en los lugares donde están surgiendo, tu problema con la hierba desaparecerá en un abrir y cerrar de ojos. 

tiny weeds in brick seams

3. Hormigas

Las cosas como son: en realidad, las hormigas son buenas para un jardín y no deberían ser eliminadas, a menos que estén causando un problema grave, por ejemplo, si han hecho sus nidos en las paredes de tu casa. En caso de ser necesario, rocía una mezcla de bicarbonato con azúcar en polvo en sus rutas principales, y te vas a olvidar del problema en muy poco tiempo. 

Hey guys come here, I found food

4. Astillas

Las astillas suelen ser inevitables mientras trabajas en el jardín. Si no puedes sacarte ese molesto pedacito de madera, frótalo con un poco de bicarbonato de sodio, después envuelve la parte afectada con una venda y deja que el remedio haga efecto unas tres horas. Esto ayudará a que la astilla se asome a la superficie de la piel y sea más fácil extraerla con un apretón.

z05

5. Etiquetas

Cuando la fruta está muy madura, es tiempo de hacer mermelada casera. La mayoría de las personas usa frascos reciclados, los cuales suelen tener una gran etiqueta pegada. Para deshacerte de ese papel viejo, haz una pasta con aceite para cocinar y bicarbonato, luego cepilla la etiqueta con esta mezcla. ¡Media hora después se desprenderán casi solas!

5953 plum jam

6. Macetas con cal

Las flores lucen espléndidas, ¡pero las macetas! ¡Puaaaj! Para eliminar esa desagradable cal de tus macetas, haz un preparado con bicarbonato, ácido cítrico y almidón de maíz. Esta combinación por sí misma no es muy efectiva, pero si mojas las macetas con vinagre diluido en agua, la capa de cal se eliminará en un abrir y cerrar de ojos. 

Pixabay

7. Manchas

Las manchas en la ropa son parte de la jardinería. ¡Pero eso no quiere decir que tengas que vivir con ellas! Revuelve un poco de bicarbonato con agua hasta hacer una pasta, luego frótala sobre las manchas. Deja reposar la pasta un poco de tiempo y después enjuágala. ¡Las manchas serán cosas del pasado!

IMG_7178

8. Olores

Los olores fuertes y desagradables son parte de la naturaleza y no podrás eliminarlos de tu jardín. No te vamos a recomendar que trates de cubrir el olor de tu abono orgánico cubriéndolo con bicarbonato de sodio, pero puedes usarlo en otras partes. Por ejemplo, si tienes los basureros en el garaje o en el cobertizo de las herramientas, puedes poner un recipiente con bicarbonato de sodio al lado de ellos para que absorba el desagradable olor.

Pixabay

9. Pulgones

Si pensabas que el moho era lo peor que le podía pasar a tus plantas, te equivocaste, porque estas criaturitas son incluso peor. La mayoría de las personas corren enseguida a la droguería a comprar un potente pesticida cuando los ven trepando sobre sus plantas, pero existe una solución mucho más natural. Agrega dos cucharaditas de bicarbonato en un litro de agua y rocía las plantas afectadas. Si es tiempo de lluvias, simplemente agrega un poco de aceite para cocinar y jabón orgánico de suero de leche a la mezcla, para que se pegue a las hojas. Si notas bichos más grandes o cochinillas de harina, agrega un poco de alcohol etílico a este compuesto. 

Eggplant (Solanum melongenae): Aphids

Tener un poco de bicarbonato de sodio en casa siempre es una buena idea, y seguro que a partir de ahora también tendrás un poco en tu cobertizo. ¡Buena suerte con el jardín!

Créditos:

smarticular

Comentarios

Más de Nolocreo