Tenía 6 meses de embarazo cuando su marido murió. 3 meses después, vio algo en una foto que la conmovió profundamente

Amanda Snyder ya estaba embarazada cuando le dio el "sí quiero" a Jesse, el gran amor de su vida. Esta pareja de Pennsylvania ya había elegido el nombre para su bebé: Jameson. Pero Jesse no pudo conocer a su hijo. El 27 de mayo se encontraba talando árboles en la propiedad de su familia. Mientras uno de los árboles se derrumbaba, empujó a otro, y este a su vez, golpeó a Jesse. Murió al instante. 

En ese entonces, Amanda ya tenía seis meses de embarazo. A la futura madre primeriza se le vino el mundo encima. Trató de ser fuerte por el hijo que aún llevaba en el vientre. Para que más tarde el pequeño Jameson tuviera un recuerdo de su padre, Amanda decidió seguir adelante con la sesión de fotos que había planeado junto con su esposo, cuya imagen fue agregada digitalmente después. A esas alturas, Amanda estaba en el noveno mes del embarazo. 

La fotógrafa Shanna Logan recuerda la conmovedora sesión: "Habló sobre él todo el tiempo que estuvimos tomando las fotos. Amanda sentía que su marido seguía con ella. Estaba tan feliz por el regalo que llevaba consigo, el bebé Jameson, y quería convertirse en la mejor de las madres [...]. Iba a demostrarle lo mucho que lo amaba".

Cuando Amanda vio las fotos por primera vez, su hijo ya había nacido y se sentía agobiada por las emociones: "Cuando miré las fotos, me quedé sin palabras. Tenía a Jameson en los brazos mientras lloraba y observaba las imágenes. Mis lágrimas eran de alegría y felicidad porque él estaba ahí, aunque en realidad no fuera así".

Tanto en la vida real como en las fotos, esta madre primeriza viuda siempre llevará a su marido en el corazón. Y el pequeño Jameson crecerá sabiendo que su padre lo mira desde donde esté. 

Créditos:

Inside Edition

Comentarios

Más de Nolocreo